• La Junta de Andalucía establece la estrategia a seguir en municipios y localidades que puedan verse afectados por medidas de confinamiento.
  • Se instaura el Bono Turístico como medida de apoyo al sector.

30 de septiembre de 2020. Ante la evolución de la pandemia en nuestra comunidad, la Junta de Andalucía ha aprobado mediante Orden de la Consejería de Salud y Familias, las restricciones y limitaciones  que regirán en caso de confinamiento de municipios o territorios andaluces.

De momento, sólo Casariche en Sevilla, se verá afectado por esta nueva estrategia del gobierno andaluz, siendo estas normas de aplicación a cualquier municipio, localidad o parte de ella, en la que se declare restricciones a la movilidad de la población debido a la incidencia del virus.

En lo que respecta a las actividades económicas, todos los establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público tendrán limitado el aforo máximo al 50% del permitido y las 22.00 horas como hora máxima de cierre, a excepción de los establecimientos farmacéuticos, médicos, veterinarios, de combustible para la automoción y otros considerados esenciales.

En caso de establecimientos de hostelería, restauración y casas de juegos y apuestas, además de la reducción de aforo al 50%, no se permitirá el consumo en barra y las mesas y agrupaciones de mesas deberán mantener una distancia de, al menos, 1,5 metros respecto a las sillas asignadas, siendo la ocupación máxima de 6 personas. Al igual que el resto de establecimientos, el horario máximo de cierre serán las 22.00 horas a excepción de servicios de entrega de comida a domicilio.

No se permitirá la apertura de mercadillos públicos o privados y se dispone el cierre de peñas, asociaciones gastronómicas, asociaciones recreativo-culturales y clubes, o establecimientos similares y todas las actividades de servicios e instalaciones se reducen al 50% del aforo permitido, salvo que tuvieran previsto uno inferior.

Así mismo, la Junta ha aprobado el Bono Turístico para mantener negocios y empleos en el sector que consiste en una subvención para turistas empadronados en Andalucía y a los titulares de la Tarjeta de Andaluz o Andaluza en el exterior del 25% de la facturación, con un máximo de 300 euros, de cada viaje (hasta un máximo de tres) que realicen dentro de Andalucía que realicen dentro de Andalucía, con una reserva mínima de tres noches continuadas.

Los requisitos que plantea esta medida son contratar el servicio de alojamiento a través de agencias de viaje y haber pernoctado en uno o varios establecimientos que tengan consideración de servicio turístico y que cuenten con el distintivo ‘Andalucía Segura’.

Inés Mazuela, secretaria general señala que “ante la vuelta a confinamientos, aunque sean selectivos e inevitables, porque lo primero tiene que ser la salud y las vidas de los andaluces y andaluzas, se tienen que tomar medidas que apoyen al colectivo de trabajadores y trabajadoras autónomos afectados, como las que desde UPTA Andalucía hemos solicitado a todas las administraciones. No podemos olvidar que se están viendo, no sólo más limitadas las actividades sino incluso suspendidas totalmente, por lo que si tenemos que seguir ampliando restricciones,  es necesario establecer, de forma paralela, una estrategia de apoyo al trabajo autónomo”.

“Una de estas medidas incluidas en este catálogo  son los bonos vacacionales, como el Bono Turístico aprobado por la Junta de Andalucía, por lo que desde UPTA Andalucía valoramos positivamente esta medida, ya que impulsa el consumo en nuestra comunidad y pretende reactivar uno de los sectores más perjudicados por la situación que atravesamos, siendo uno de los pilares que sustenta nuestra economía. Pero siempre haciendo un ejercicio de responsabilidad por parte de todos, consumidores y titulares de negocios, cumpliendo las medidas sanitarias para atajar la pandemia” añade Mazuela.