Según los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística en relación a la EPA del tercer trimestre de 2020, en Andalucía se ha producido un descenso de los trabajadores por cuenta propia en 16.200 personas con respecto al segundo trimestre de este mismo año. Con esto, nuestra Comunidad  alcanza un descenso acumulado de 14.200 en lo que va de año. En el mismo periodo de 2019, el descenso producido en el segundo trimestre fue prácticamente la mitad de este año, 8.800 personas.

Como aspecto positivo, es importante destacar el aumento que se produce este trimestre en el grupo de trabajadores por cuenta propia empleadores (+7.600).  Sin embargo, los autónomos sin asalariados han sufrido un fuerte descenso en este trimestre (-27.800).

Analizando los datos interanuales, y a pesar del descenso producido en este grupo, se han visto incrementados los trabajadores por cuenta propia sin asalariados (+6.300). Estos datos demuestran que Andalucía sigue siendo una comunidad autónoma con iniciativa emprendedora pero con una alta mortalidad empresarial, más acuciada en este momento ante la situación producida por la pandemia que estamos atravesando y por supuesto también, como venimos señalando en reiteradas ocasiones desde UPTA Andalucía, a la estacionalidad que sufre la economía de Andalucía.

Inés Mazuela, secretaria general de UPTA Andalucía señala que “según la EPA, los datos de este trimestre para el trabajo autónomo en Andalucía no son buenos”. Y apunta que “ahora que ha empeorado la situación debido al elevado número de contagios que se producen a diario y con ello a la obligación del Gobierno a decretar el estado de alarma, se hace necesario tomar medidas desde todas las Administraciones que favorezcan el mantenimiento de los negocios, si no, por el contrario los datos del cuarto trimestre serán aun peor”.