Según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Andalucía se sitúa a 30 de abril de 2018, y tras las vacaciones de Semana Santa, en 533.599 trabajadores por cuenta propia. Esto supone un incremento de 3.594 personas respecto al mes anterior, es decir, se ha producido un crecimiento mensual de 0,68% e interanual de 1,91% de afiliados al RETA en Andalucía.

Como es habitual en estas fechas, todas las provincias han tenido un crecimiento positivo, destacando Málaga (+1.026), que casi triplica al resto, y Cádiz (+708), ambas por la gran afluencia turística recibida en las vacaciones de Semana Santa en la que Andalucía se sitúa como unos de los principales lugares de interés de turístico de España. El resto de provincias presentan datos similares al mismo periodo del año pasado (Sevilla, +486; Huelva, +347; Almería 316, Granada, +268; Jaén, +246 y Córdoba, +197).

En cuanto a los datos del paro, en Andalucía se ha reducido en 26.225 desempleados, de los que 23.525 pertenecen al sector servicios, situándose en 779.094 personas.

Desde UPTA Andalucía consideramos que estos datos están justificados en gran medida por el turismo, y que se refleja sobre todo en los sectores de la hostelería y del comercio, dos de los motores de nuestra economía, pero no dejan de ser circunstanciales por la estacionalidad y no obedecen a un crecimiento que tenga continuidad.

Para, Inés Mazuela, secretaria general, señala que “las cifras se repiten respecto a años anteriores, es decir, los incrementos no se mantienen de forma sostenida, y Andalucía presenta buenos datos respecto al RETA y al empleo como todas los meses en los que hay periodo vacacional como la Semana Santa” y añade, que “si analizamos los datos de la Seguridad Social del primer trimestre, el neto es positivo. Pero si nos centramos en las altas y bajas y las comparamos con el mismo periodo del 2018, el número de personas que cesan su actividad es similar (31.915, 2018; 31.593, 2019). El dato más relevante es que se producen casi 7.400 altas menos en el RETA que en 2018 y las bajas son las mismas en el mismo periodo, por lo que de seguir así, alrededor de 124.000 negocios cerrarán a lo largo del año 2019”

Por ello, Mazuela insiste en la necesidad de implantar medidas que favorezcan la consolidación de los negocios y hagan frente a la estacionalidad que sigue padeciendo nuestra economía. Hay que impulsar políticas que fomenten un emprendimiento sostenible y sobre todo responsable. Generar un entorno que permita que cuando terminan las ayudas al inicio, como la tarifa plana, los autónomos y autónomas puedan desarrollar sus proyectos en condiciones de calidad. Sólo así, podremos luchar contra el drama que supone el cierre masivo de negocios al que seguimos asistiendo todos los meses.