Esta mañana, Inés Mazuela, secretaria general de UPTA Andalucía, hacía balance de los resultados que ofrece el sistema de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos andaluces, más conocido como CATA.

Mazuela quiere dejar constancia del malestar de la organización, tanto por el escaso resultado que este sistema está ofreciendo para los autónomos andaluces cotizantes por cese de actividad que necesitan esta prestación, como por el escaso interés que tienen las comunidades autónomas en la reincorporación de los beneficiarios al mercado de trabajo aprovechando el 1 % del total de lo recaudado para este fin, algo más de 1,3 millones de euros este año, unos 9 millones de euros acumulados desde que el CATA ha comenzado a funcionar.

Los datos son muy claros, el cese de actividad de los autónomos recaudó según lo presupuestado por la Seguridad Social 132,5 millones de euros y ha pagado en prestaciones poco más de 16,2 millones; es decir, hay 116,3 millones de euros que se han ingresado en las arcas de la seguridad social en concepto de cotizaciones por cese de actividad y que no se han gastado; “es la prestación más rentable del sistema de la seguridad social”, indica Mazuela.

Por lo que respecta a Andalucia, se han presentado un total de 808 solicitudes, de las que se han resuelto 710, siendo favorables 314 (44,08%) y desfavorables 397 (55,92%).

De las 397 resoluciones denegatorias de la prestación, el 83,12 % se debe a no haberse acreditado correctamente los requisitos exigidos para acceder a la misma, en particular cuando se trata de causas económicas para las que el Reglamento no establece un sistema claro y fácil de justificar por parte de los solicitantes.

Igualmente, respecto de las resoluciones desfavorables, han sido objeto de reclamación 75 y sólo el 35% (24) de las reclamaciones resueltas al final del ejercicio que ascienden a 70, han tenido resultado favorable.  Por tanto, de las 808 solicitudes, 338 han tenido sentido favorable.

En cuanto al gasto que ha supuesto el pago de las prestaciones por cese de actividad incluido el coste de la cotización, de los trabajadores autónomos andaluces durante 2017, ha sido de 3.334.524,19 euros, lo que se ha traducido en un importe medio mensual de prestación por beneficiario de 693,51 euros más 300,18 euros en concepto de cotización y con una duración máxima media de la prestación de 9,88 meses.

Por lo que se refiere a la formación para la reincorporación de los beneficiarios, la Ley especifica que el 1% de la recaudación debe ir dirigida a este fin y que la competencia corresponde a los Servicios de Empleo de las CCAA. Mazuela manifiesta que, según su información contrastada “ninguna Comunidad Autónoma ha solicitado al Ministerio que les transfieran las cantidades económicas correspondientes”.

Pero este no es un problema de este año, indica la secretaria general de UPTA Andalucía, “esto se viene repitiendo año tras año y entiendo que las cuentas de la CCAA de Andalucía recibiría, de buena gana, una inyección económica para tratar un tema tan complejo como el de reincorporar al mercado de trabajo a personas que han perdido su negocio”.

Desde UPTA Andalucía hemos manifestado en diversas ocasiones esta posibilidad al Gobierno andaluz, sin que hasta el momento surgiera efecto alguno.

Por ello, UPTA ha realizado la propuesta formal a la Dirección General de Trabajo Autónomo del Ministerio de Empleo, para que en la próxima conferencia sectorial se trate este tema con el conjunto de las Direcciones Generales de las comunidades autónomas.