Sevilla, 12 de mayo de 2018. El pasado jueves, Francisco Javier Fernández, Consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, se reunió con representantes de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Andalucía, UPTA Andalucía, con la finalidad de trasladarles las políticas de fomento y consolidación que desde la Consejería se están desarrollando para el sector turístico y  respecto de las cuales, el trabajo autónomo andaluz tiene un papel relevante. En esta reunión, el Consejero explicó la nueva convocatoria de ayudas al sector con una línea de incentivo específica para pymes y emprendedores  que en 2018 cuenta con un importe superior a los 3,5 millones de euros para la mejora de los servicios y creación de nuevos productos.

UPTA Andalucía, considera esta iniciativa de gran relevancia ya que el turismo es un sector estratégico de la economía andaluza, además de producir un efecto arrastre de los demás sectores económicos. De hecho, según la EPA, en el primer trimestre de 2018, existen 363.000 ocupados, en el sector turístico en Andalucía, de los que casi 80.000 son trabajadoras y trabajadores autónomos, habiéndose producido una variación interanual de 10,5%. Por ello, el Consejero ha incidido en la necesidad de defender y apoyar a los autónomos y autónomas andaluces, porque “gracias a su labor podemos contar con un destino de calidad abierto todo el año”.

No obstante, el sector turismo en Andalucía adolece aún de importantes debilidades como la precariedad laboral debido a la temporalidad de los contratos y la parcialidad de las jornadas laborales; la estacionalidad y concentración espacial, sobre todo en la zona litoral  así como una escasa incorporación de las TIC en los procesos y la competitividad por precios bajos.

Con las políticas puestas en marcha por la Junta de Andalucía, concretamente por la Consejería de Turismo y Deporte, se articulan medidas, a través de incentivos, que tratan de paliar estas debilidades con la finalidad de conseguir un sector sostenido y medioambientalmente sostenible, tal y como trasladó el Consejero en la citada reunión.

Inés Mazuela, secretaria general de UPTA Andalucía, indica que “estas medidas, son necesarias para luchar contra las debilidades del sector, y celebramos este compromiso por parte de la Junta de Andalucía que en el ámbito de sus competencias, impulsa y aplica políticas tendentes a luchar contra la estacionalidad del sector y contra la precariedad laboral existente en la economía andaluza en general y en el sector turístico en particular”. No obstante, Mazuela añade que “estas iniciativas quedan empañadas si no se procede, por el Gobierno de España, a reformar, de forma integral, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA) estableciendo un sistema de cotización vinculado a los rendimientos netos y una mejora de la protección social del autónomo, ya que esto sí que permitiría el mantenimiento de las actividades y el empleo especialmente en las temporadas bajas al reducir sus costes de mantenimiento y vincularlos a los ingresos reales”

Igualmente, para la secretaria general de UPTA Andalucía, “se hace necesaria la disminución de la presión fiscal a los autónomos y autónomas, estableciendo tipos reducidos en el IVA para el sector turístico en las épocas de temporada baja y de deducciones en el IRPF para las empresas turísticas que mantengan los empleos de las trabajadoras y trabajadores de forma estable; aspectos claves para luchar contra la estacionalidad del sector”.

De otro lado, UPTA Andalucía considera que es necesario, poner fin a la precariedad laboral, y para ello, es preciso que se derogue, de forma inminente, la reforma laboral, para que los trabajadoras y trabajadores andaluces tengan empleos dignos y de calidad y puedan acceder a unas prestaciones y pensiones futuras adecuadas y suficientes, que garanticen su capacidad adquisitiva. “Sólo así, habrá llegado el final de la crisis” concluye Mazuela.