Algo más de 1.300 autónomos más que el mes anterior, no son suficientes para remontar la ralentización del crecimiento en el RETA, síntoma del enfriamiento de nuestra economía.

Sevilla, 5 de noviembre de 2019. Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social Andalucía vuelve a obtener un incremento en el RETA con algo más de 1.350 personas. Sin embargo, los datos de paro presentan la cara negativa como es habitual en esta época, aumentando en 23.759 el número de personas desempleadas en nuestra comunidad.

En el análisis de los datos de afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos por provincias andaluzas, no encontramos grandes novedades respecto al mismo periodo del pasado 2018, repitiéndose prácticamente las mismas cifras, exceptuando el incremento de la provincia malagueña en comparación con el mismo periodo del año. Los mejores datos los encontramos en la provincia de Sevilla, donde el mes de octubre cierra con un saldo positivo de 882 autónomos y autónomas más. Por el contrario, Cádiz (-173) y Huelva (-122) son las dos únicas provincias que presentan datos negativos.

A pesar del crecimiento mensual en el RETA en nuestra comunidad (un 0,26% respecto al mes anterior), nos situamos en un crecimiento interanual que no supera el 2% (1,91%), alcanzando así la cifra de 538.573 efectivos en alta. Estos datos demuestran que el colectivo de trabajadores y trabajadoras autónomos y autónomas en Andalucía, crece, pero a un ritmo menor, ya que en el mismo periodo del año pasado, el crecimiento era de 2,67% – un 0,76% más -.

Estas cifras constatan las enormes dificultades que las personas trabajadoras autónomas encuentran en la consolidación de sus actividades, que hace que el crecimiento neto en el RETA no alcance cifras como para que podamos hablar de crecimiento sostenido. Y la necesidad que desde esta entidad reiteramos insistentemente de aplicar políticas que favorezcan la consolidación y proyección de los negocios ya que el verdadero problema al que se enfrenta nuestro tejido productivo en general y  el trabajo autónomo en especial, que no es otro que la altísima tasa de mortalidad empresarial.

En atención a la evolución del RETA en nuestra comunidad, tal y como ha declarado Inés Mazuela, Secretaria General de UPTA Andalucía “estos datos indican que nuestra economía ya crece a menor ritmo y si los autónomos no crecemos de forma sostenida, el empleo no crece, ya que somos los principales generadores de empleo”. Mazuela señala que “tenemos que seguir trabajando para conseguir una estructura solvente y sólida que permita que el trabajo autónomo sea un trabajo digno y de calidad, ya que a pesar del crecimiento del RETA en Andalucía en términos absolutos, son ya casi 89.000 personas las que han cesado su actividad en lo que va de año”.

“Por todo esto, hemos reclamado que los Presupuestos de la Comunidad para 2020, deberían destinar partidas más importantes a la consolidación y mejora de la competitividad del trabajo autónomo, ya que el monto más importante de las mismas, se destina a las nuevas altas”, ha concluido Mazuela.