• Unos 4.500 autónomos andaluces quedarán exentos del pago de la cuota mensual en los casos de que permanezcan de baja por incapacidad temporal a partir de 61 días 

Sevilla, 27 de febrero de 2019. Tras el acuerdo alcanzado en diciembre entre el Gobierno y las principales asociaciones de autónomos, tales medidas quedaron plasmadas en el Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre, para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo. Tras esto, y analizando Andalucía, cuenta con un total de 524.744 afiliados al Régimen Especial del Trabajo Autónomo (a 31 de enero de 2019), que con un 16,95% representan el segundo régimen con mayor presencia en la comunidad, tras el Régimen General (66,41%). Le sigue el régimen agrario (14,90%), el del Hogar (1,44%) y el del Mar (0,28%).

De esta forma, más de 524.000 trabajadores se beneficiarían en Andalucía de las medidas anunciadas por el Gobierno para mejorar la situación de los autónomos, que prevé, entre otras cuestiones, que tendrán derecho a cobrar el conocido como ‘paro de los autónomos’, así como a una cobertura por riesgo profesional, una mejora de las prestaciones por incapacidad temporal por enfermedad, avances en la conciliación y en la protección de las mujeres autónomas ante la maternidad y a la formación continua.

Una de las medidas más significativas del acuerdo entre el Gobierno y las asociaciones de autónomos se encuentra en el hecho de que, en el caso de que un autónomo que se tenga que dar de baja por incapacidad temporal, este se verá beneficiado del 100% de la cuota a partir de 61 días. De esta medida se van a beneficiar en Andalucía unos 4.500 autónomos a lo largo del año 2019, quienes, en este supuesto, no tendrán que hacer frente a la cuota mensual. Por provincias, Sevilla (1.021) y Málaga (988) serían las que más beneficiarios tendrían, ya que son las provincias con mas número de autónomos. Por el contrario, Jaén (331) y Huelva (236) son las provincias en las que se estiman que menos efectivos se beneficien, acorde también, al número de efectivos en el RETA en las mismas.

Inés Mazuela, secretaria general de UPTA Andalucía subraya la importancia de estas medidas para mejorar la situación de los trabajadores autónomos, un sector en alza, que el pasado año 2018 experimentó un crecimiento neto de 16.632 personas en nuestra comunidad. Las provincias con mayor crecimiento son Málaga (4.609), Sevilla (3.931) y Granada (2.065). Las que presentan menos crecimiento neto son Almería (1.150), Jaén (949) y Huelva (758).

Las medidas previstas por el Gobierno introducen, según Mazuela, significativas mejoras sociales, necesarias para un colectivo clave para la creación de riqueza y empleo estable.

Base mínima de cotización

El acuerdo alcanzado prevé una subida del 1,25 % de la base mínima de cotización este año, hasta los 944,35 euros al mes (1.214,08 euros en el caso de los autónomos societarios), de forma que, con un tipo del 30 %, la cuota mensual ascenderá a 283,3 euros al mes, 5,36 euros más que en la actualidad (6,89 euros más para los societarios). Además de por contingencias comunes, los autónomos cotizarán obligatoriamente por las profesionales, cese de actividad y formación.

Además, se prevé aumentar progresivamente y de forma escalonada el tipo de cotización durante los próximos cuatro años, de tal forma que se situará en el 30 % en 2019, el 30,3 % en 2020, en el 30,6 % en 2021, y en el 31 % en 2022.

Quedaría pendiente, según UPTA Andalucía la cotización en base a ingresos reales pues la subida de bases es provisional hasta que la Administración de Seguridad Social, que ya ha comenzado el cruce de datos fiscales y de recaudación con la Agencia Estatal de Administración Tributaria, presente un documento con datos y diferentes propuestas a las organizaciones representativas, con el objetivo de posibilitar el establecimiento de un sistema de cotizaciones basado en los ingresos reales.

Tarifa plana

Mediante el acuerdo, se configura una tarifa plana en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA) de 60 euros, que comprende tanto la cobertura por contingencias comunes como por contingencias profesionales.

Por otro lado, las mujeres autónomas, dentro de los 24 meses posteriores a la prestación de baja por maternidad, podrán obtener una tarifa plana de 60 euros durante 12 meses sin necesidad de cesar previamente en su actividad.

 Mejoras sociales

El pacto entre Gobierno y asociaciones contempla una mejora del acceso, una flexibilización de las condiciones y una ampliación de la duración de la prestación por cese de actividad, el equivalente al paro, que pasa de 12 a 24 meses. Esta prestación, como ya anunció el Ministerio, será concedida e informada por una comisión en la que participarán un representante de la mutua, otro de la asociación de autónomos que la solicite y otro representante de la Seguridad Social y tendrá un criterio que será preceptivo y vinculante.

Además, los autónomos tendrán derecho a percibir la prestación por accidente de trabajo o enfermedad profesional desde el primer día de baja, así como el derecho a acceder a la formación continua profesional. A partir del segundo mes de baja por enfermedad o incapacidad temporal hasta el momento del alta, no pagarán la cuota de Seguridad Social.