Los trabajadores autónomos andaluces cotizan anualmente casi 180 millones de euros por contingencias comunes y gastan por incapacidad temporal algo más de 2,5 millones, el diferencial entre lo recaudado y lo gastado se situó el pasado 2017 en 177 millones de euros.

La propuesta realizada por UPTA de bonificar el 100 por ciento de la cuota a los autónomos que se ven obligados a acogerse a la incapacidad temporal por contingencias o enfermedades comunes, supondría un gasto menor de 1,3 millones de euros anuales, siempre sujeto a la bonificación en la base mínima de cotización y sin incluir a los autónomos que ya disfrutan de alguna bonificación o reducción de cuota.

“El margen es claro y además es de justicia ayudar al autónomo justo cuando más lo necesita. No podemos seguir permitiendo que miles de autónomos que sufren un contratiempo en su salud, no puedan acogerse a la baja por culpa de la situación económica que se le deriva.” Declaró Inés Mazuela, secretaria general de UPTA Andalucía.

De media un autónomo en base mínima percibe el 60% de su base reguladora los primeros 20 días y aunque luego suba al 75%, a partir del día 21, con ello es imposible vivir dignamente, puesto que tienen que seguir haciendo frente al pago de la cuota de autónomo a la Seguridad Social.

Esta es una situación que es necesario revertir puesto que el colectivo de autónomos cuando más necesita la protección es cuando está en juego su integridad física o psíquica.

En términos económicos sobre una base mínima de cotización de 919,80€, percibirían aproximadamente unos 550€ en concepto de prestación o subsidio, a los cuales tiene que descontarse los 275€ de cotización, lo que supone que un autónomo tiene que vivir con apenas 275€ al mes.

Un estudio realizado por la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, sobre los datos ofrecidos en el cierre económico de las Mutuas Colaboradoras de la Seguridad Social del pasado ejercicio, demuestra claramente la absoluta viabilidad  de la propuesta efectuada por la organización.

En términos numéricos el pasado año, en Andalucía, se han acogido a la incapacidad temporal por contingencias comunes en el sistema del RETA, 4.643 autónomos, con una duración media de 95,89 días.