Hoy 3 de julio de 2018 el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social publica los datos de afiliación relativos al mes de junio, en el que el RETA en Andalucía se sitúa en 529.311 trabajadores y trabajadoras autónomas, 2.631 más que el mes anterior, lo cual supone un 0,5 %. En el cómputo anual el crecimiento positivo respecto al pasado mes de junio de 2017 supone un 2,12%.

Desde UPTA Andalucía seguimos valorando de forma positiva este crecimiento, aún mayor que en años anteriores, si no fuera porque este incremento también se muestra en las bajas que se producen mes a mes en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en Andalucía. Pero este altísimo número de bajas se puede reducir de forma sustancial si se implanta una de las principales medidas que viene reclamando UPTA desde hace bastante tiempo: la cotización por ingresos reales. Esta medida, haría que el RETA cumpla con los principios que deben inspirar nuestro Sistema de Seguridad Social y que actualmente no se cumplen: Progresividad, Solidaridad y Justicia.

Según las declaraciones de la ministra de trabajo, Magdalena Valerio, en el día de ayer, la cotización por ingresos reales puede llegar a ser una realidad y que el colectivo pueda “cotizar en función de sus ingresos reales”.

Inés Mazuela, secretaria general de UPTA Andalucía, señala que “las declaraciones de la ministra de trabajo son un gran aliciente y responden a la petición que venimos realizando insistentemente en los últimos tiempos, y coincidimos en la necesidad buscar un acuerdo para que la cotización por ingresos reales se haga efectiva cuanto antes por el bien de todos y todas. Con esta medida evitaríamos muchas bajas en el RETA y hacer que las cotizaciones sean progresivas y por tanto también mejoren las prestaciones. Para UPTA Andalucía, mejorar la protección social del colectivo es un aspecto trascendental”. Mazuela también destaca que  “junto a esta decisión, debemos seguir trabajando en otras medidas para conseguir un trabajo autónomo estable y de calidad como: la mejora de la segunda oportunidad y el cese de actividad; incrementar las sanciones en materia de morosidad; establecer mecanismos frente a los falsos autónomos; mejorar la figura del TRADE; establecer un subsidio social…”