Según los datos ofrecidos hoy, 28 de julio de 2020, por el Instituto Nacional de Estadística en relación a la EPA del segundo trimestre de 2020, en Andalucía se ha producido un aumento de los trabajadores por cuenta propia. En concreto, el aumento ha sido de 2.000 personas con respecto al primer trimestre de este mismo año a pesar de la crisis producida por el COVID19. Analizando los datos interanuales, la tendencia también se mantiene positiva, con un resultado de 13.700 trabajadores por cuenta propia más.

Sin embargo, es importante destacar el elevado descenso que se produce este trimestre en trabajadores autónomos empleadores (-18.200). Estos datos reflejan la caída de empleo producida por la situación del Covid19 en la que los y las profesionales autónomos y autónomas se han visto obligados a quedarse solos al frente de sus negocios sin poder mantener el empleo.

Es también destacable el importante aumento de los autónomos sin asalariados en 22.800 efectivos. Estos datos confirman que, a pesar del confinamiento, no se han producido tantas bajas en el sistema como se esperaban.

Inés Mazuela, secretaria general de UPTA Andalucía, señala que “aunque los datos globales son positivos, no podemos olvidar el importante descenso del número de autónomos empleadores. Debido a la difícil situación que estamos atravesando, se hace muy complicado para el colectivo de trabajadores autónomos el poder mantener a sus asalariados”. Y destaca que “los resultados que publica hoy la EPA rubrican lo que venimos señalando desde la entidad, que el trabajo autónomo como es el pilar fundamental que ha sostenido nuestra economía durante estos meses de pandemia. Y esto se ha debido, en parte, a las medidas adoptadas por las diferentes administraciones para ayudar al colectivo de trabajadores y trabajadoras autónomos durante el Estado de Alarma”.

“Ahora todos debemos hacer un ejercicio de responsabilidad para mantener y poder paliar el gran número de  rebrotes surgidos en las últimas semanas. De otro modo, y en caso de que siga agravándose la situación del país debido a la pandemia del COVID19, una vuelta a un nuevo confinamiento, supondrá  un retroceso en la reactivación económica y como resultado el cierre de muchos de los negocios” destaca Mazuela.