Sevilla, 4 de noviembre de 2020. Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social, Andalucía vuelve a obtener un incremento en el RETA con casi 800 personas más (798). Sin embargo, los datos de paro presentan la cara negativa, aumentando en 9.506 el número de personas desempleadas en nuestra comunidad, situándola así a la cabeza de España en cuanto a paro se refiere.

En el análisis de los datos de afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos por provincias andaluzas, no encontramos grandes novedades respecto al mismo periodo del pasado 2019, repitiéndose prácticamente las mismas cifras. Los mejores datos los encontramos en la provincia de Sevilla, donde el mes de octubre cierra con un saldo positivo de 589 autónomos y autónomas más. Por el contrario, Cádiz (-160) y Huelva (-134), junto con Jaén (-7) son las provincias que presentan datos negativos.

A pesar del crecimiento mensual en el RETA en nuestra comunidad (un 0,15% respecto al mes anterior), y de un crecimiento interanual que supera algo más del 1% (1,24%), alcanzando la cifra de 545.249 efectivos medios en alta, estos datos demuestran que el colectivo de trabajadores y trabajadoras autónomos y autónomas en Andalucía, crece, pero a un ritmo menor, ya que en el mismo periodo del año pasado, el aumento fue de 1,91%, un 0,67% más.

Analizando el número de altas y bajas acumuladas en lo que llevamos de 2020 en nuestra comunidad,  se han producido 13.287 altas menos que en el mismo periodo del año 2019, alcanzando un total de 81.605 trabajadores y trabajadoras autónomos. Del mismo modo, también ha descendido el número de bajas, en este caso en 10.979 personas, llegando a alcanzar los 77.842 efectivos.

Estas cifras constatan las enormes dificultades que las personas trabajadoras autónomas encuentran en la consolidación de sus actividades, y esto se ve acrecentado por la situación que estamos atravesando debido a la pandemia del Covid19. La enorme incertidumbre que sufre el colectivo sobre la dirección que va a tomar la pandemia y con esto las medidas restrictivas, hace que los trabajadores y trabajadoras autónomos no puedan desarrollar su actividad con normalidad.

Inés Mazuela, secretaria general señala que “vienen meses difíciles para todos, debido al incesante aumento de contagios y a las medidas que se están tomando y que puedan llegar a adoptarse”. Por ello, Mazuela recuerda que “debemos hacer un ejercicio de responsabilidad entre todos para frenar esta situación”. Y apunta que “los recursos que se han puesto en marcha por parte del Gobierno de España mediante el cese de actividad, o las ayudas planteadas desde las diferentes Administraciones están resultando insuficientes”. Por esto “desde UPTA Andalucía instamos a una mejora cualitativa y cuantitativa de las ayudas destinadas a aquellos sectores que están en peores condiciones” culmina Inés Mazuela.