Según los datos publicados hoy 4 de febrero de 2020 por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Andalucía se sitúa con 537.036 trabajadores y trabajadoras autónomos y autónomas en el mes de enero, lo cual supone 2.288 menos que el pasado mes de diciembre. Un retroceso menos elevado que en el mismo periodo del pasado año, donde el descenso fue de 3.117 personas.

Dada la estacionalidad de nuestra economía, tal y como venimos señalando desde UPTA Andalucía, por norma general el mes de enero suele arrojar datos negativos para el mercado de trabajo. Analizando en detalle los datos del RETA, todas las provincias andaluzas presentan datos negativos, pero destacan Málaga (-601), Sevilla (-499), Cádiz (-393) y Córdoba (-256) que son las que más efectivos han perdido.

A pesar de que el RETA en Andalucía ha cerrado 2019 en positivo, no podemos dejar de destacar las alarmantes cifras de bajas que se han producido: 117.129 autónomos y autónomas que no han podido mantener su actividad; 6.406 menos que en el año 2018. No obstante, las altas producidas en el mismo año también han descendido en 13.726 efectivos, situándose el número de altas en 126.441 personas.

Inés Mazuela, secretaria general de UPTA Andalucía señala que “a pesar de la tendencia positiva que llevaba el RETA en Andalucía, y que la gran mayoría de trabajadores autónomos y autónomas que se dan de alta en España lo hacen en nuestra comunidad, el mes de enero supone de nuevo un “revés” para el colectivo, por lo que instamos, una vez más, a impulsar nuevas medidas para consolidar a estos trabajadores y trabajadoras autónomos que se ven abocados al cierre de sus negocios. Mazuela añade que “necesitamos que se implementen cuanto antes las medidas que definitivamente resuelvan el problema de fondo que venimos sufriendo: cotización por ingresos reales con exención para los que no lleguen a SMI, definición exacta de habitualidad,   reducción de la brecha fiscal, revisión de la Ley de Morosidad y de la Ley de Segunda Oportunidad, entre otras”.