27 de mayo de 2020. El Real Decreto-ley 19/2020, publicado en el BOE de 27 de mayo, adopta medidas complementarias en materia agraria, científica, económica, de empleo y Seguridad Social y tributarias para paliar los efectos del COVID-19.

En el ámbito de empleo y seguridad social, se aclaran determinados aspectos presupuestarios de la prestación extraordinaria por cese de actividad y se establece el Régimen aplicable a las exoneraciones en las cotizaciones de empresas sometidas a ERTEs vinculados al COVID-19, requiriendo para su aplicación el requisito de suministrar por medios electrónicos los datos relativos a inscripción de empresas, afiliación, altas, bajas y variaciones de datos, así como los referidos a la cotización y recaudación.

En el ámbito agrario, se establece la prórroga de vigencia de las medidas de flexibilización del empleo agrario hasta el 30 de septiembre con la finalidad de asegurar el mantenimiento de la actividad agraria.

Así mismo, se establecen medidas en materia de servicios de comunicaciones electrónicas relativas al  Fraccionamiento y aplazamiento de deudas correspondiente a las facturas presentadas al cobro desde la fecha de entrada en vigor del estado de alarma y, en todo caso, hasta el 30 de junio de 2020.

Por otro lado, se flexibilizan las condiciones de acceso a moratorias convencionales, más allá de los supuestos establecidos para las moratorias legales dirigidas a personas en situación de vulnerabilidad económica, de forma que, por acuerdo entre las partes podrá ajustarse el contrato de préstamo a través de una redistribución de las cuotas, manteniendo el plazo pactado en el contrato de préstamo, o mediante la ampliación del plazo de vencimiento. Igualmente, se incluyen de forma explícita los contratos de arrendamiento financiero (leasing) dentro del ámbito de aplicación objetivo de la moratoria no hipotecaria.

Pinche AQUI para acceder a un resumen de las principales medidas adoptadas.

Para más información, contacta con tu UPTA Andalucía más cercana.

Seguimos trabajando para que ningún autónomo se quede atrás.